En los últimos años, la tecnología RAID (Redundant Array of Independent Disks) se ha popularizado como solución de almacenamiento de información para usuarios que administran bases de datos a gran escala. Ofrecen una velocidad en lectura y escritura superior, y toleran fallos con más eficacia que los discos duros de una sola unidad, optimizando el acceso y protección de datos.


Sin embargo, estos sistemas también pueden fallar, y es necesario buscar expertos en recuperación de RAID para extraer la información que almacenan. Acompáñenos a leer, a continuación le contaremos qué es la tecnología RAID, los fallos más comunes y las soluciones a implementar.

www.datarecoverylab.com.mx (52)5581-8702 ° 01800-280 8608

¿Qué es un sistema RAID?

Matriz de Discos Independientes redundantes, RAID, es un sistema que hace posible que los datos se escriban en múltiples unidades de disco duro, de modo que si una unidad del conjunto sufre una falla, la información no se pierda. Otra de sus funcionalidades es incrementar la tolerancia a los fallos, es decir, que el sistema siga operando aunque se haya producido un error en el hardware o software.

Gracias a la protección que ofrecen los sistemas RAID, muchas empresas los implementan para dar seguridad a los datos críticos que almacenan, como los del área financiera, comercial, de nómina, entre otros. Al contar con varios discos conformando un solo sistema que funciona en conjunto, se puede conseguir más velocidad de trabajo, mayor tolerancia a los fallos, rendimiento óptimo y seguridad.

Ahora bien, las cualidades operativas dependen del tipo de RAID y las configuraciones que se realicen.

Recuperacion De Raid

Tipos de RAID

RAID 0

También llamado striping o conjunto dividido, en este nivel no existe redundancia de datos, ya que su función es distribuir la información que se almacena entre los discos duros conectados al sistema. Al implementar un RAID 0 se obtiene una mayor velocidad de acceso a los datos almacenados en el disco duro, pues la información se reparte entre ellos para brindar acceso simultáneo y los discos funcionan en paralelo.

Sin embargo, al no tener paridad ni redundancia de datos, si se daña una unidad de almacenamiento, la información almacenada podría perderse, a menos que cuente con copias de seguridad externas.

RAID 1

Es el nivel más utilizado, que sí tiene redundancia, por lo que la recuperación de RAID 1 es posible si falla alguno de los discos. La simplicidad, rapidez en configuraciones y tolerancia a fallos son las principales características de RAID 1; este sistema escribe datos idénticos en cada disco del conjunto, conservando una copia en cada uno, por lo que ofrece una gran fiabilidad, mejora el rendimiento de las aplicaciones de lectura y tiene una capacidad de almacenamiento media, ya que su principal objetivo es optimizar el tiempo de lectura.

RAID 2 y 3

RAID 2 es un nivel poco utilizado porque se basa en el almacenamiento distribuido en varios discos a nivel de bit; se crea un código de error de la distribución de datos y se almacena en las unidades destinadas a este propósito, de modo que los discos son montorizados para leer y escribir datos. Sin embargo, los discos ya cuentan con sistemas de detección de errores, por lo que esta configuración suele ser contraproducente y se encuentra en desuso.

Por su parte, RAID 3 es una configuración en la que se dividen los datos a nivel de byte en las unidades de disco, excepto una donde se almacena la información de paridad que una los datos al ser leídos, de modo que cada byte almacenado tiene un bit extra de paridad, que le permite identificar errores y recuperar datos si se pierde una unidad. Si bien esta configuración permite un acceso rápido a la información, casi no se utiliza porque se requiere al menos 3 discos duros para configurarlo.

RAID 4

La configuración es muy similar a RAID 3, aunque el 4 distribuye la información a nivel de bloques en vez de bytes y deja un disco para almacenar la información de paridad, de modo que cada disco funciona de forma independiente, al realizar una petición al sistema (ya sea lectura o escritura) e incluso puede realizar varias peticiones de forma simultánea.

La paridad del disco se destinará a la protección de datos, siendo un sistema de gran eficacia.

RAID 5

Es el más utilizado ya que elimina los cuellos de botella de las configuraciones anteriores en cuestiones de escritura, aunque el proceso es más complejo ya que utiliza bandas de paridad entre los discos del conjunto. Sin embargo, las solicitudes para recuperar RAID 5 son frecuentes a nivel de datos.

RAID lineal

Se trata de un grupo de discos duros de las mismas o diferentes capacidades para crear una unidad de disco más grande, en la cual los grupos de datos siguen una secuencia en la que pasan al siguiente cuando el anterior se ha llenado. Este nivel no genera rendimiento ni redundancia, además su fiabilidad es baja ya que si uno de los discos falla, el conjunto no podrá ser utilizado y se tendrá que llamar a un especialista en recuperación de RAID.

¿Cómo recuperar RAID? Tipos de fallos en los sistemas 

Ahora que conoce las funcionalidades de los sistemas RAID, es importante que sepa que se encuentran en riesgo de fallar y, si esto sucede, su información almacenada podría quedar inaccesible. Si bien se diseñan con el objetivo de proteger la información, se encuentran expuestos a fallas de todo el sistema especialmente si las unidades presentan problemas simultáneamente. Las fallas más comunes son:

Arreglo Raid
  • Fallos lógicos. La pérdida de las bandas de paridad es una falla lógica, que el sistema no puede solucionar por sí mismo y se requiere recuperar RAID mediante un experto para reconstruir las bandas, recuperar datos y acceder nuevamente a la información.
  • Fallos físicos. Ya que el sistema RAID se compone por discos duros, está expuesto a los mismos daños físicos que estos: ataques de virus, corrupción del sistema, formateo, picos de tensión, drivers mal instalados, sobrecalentamiento, componentes defectuosos, vibraciones o golpes. Y, al igual que un disco duro dañado, se debe buscar el servicio profesional de recuperación de datos; no trate de arreglar las fallas usted mismo, a menos que cuente con conocimientos técnicos, de mecánica, software y hardware, de lo contrario podría provocar un problema mayor.
  • Errores humanos. Se deben, principalmente, a no cambiar a tiempo una unidad de disco duro dañada, tal vez porque no se percató o porque, al volver a funcionar, le restó importancia. Es importante cambiar las unidades defectuosas, así sea muy pequeño el daño, puesto que el riesgo de perder su información es muy alto. Otros errores humanos se dan por equipos apagados de forma incorrecta o por no desconectar el equipo ante un corte de electricidad, ya que el regreso súbito puede ocasionar una descarga de voltaje que dañe los delicados circuitos del equipo.

Recomendaciones para proteger información en un RAID

Es importante que esté consciente de que un sistema RAID no protegerá su información de fallas lógicas, mecánicas o de personas malintencionadas que busquen borrar sus datos; su función es hacer más tolerantes a los discos duros ante dichas fallas. Sin embargo, si un virus o malware ataca al sistema, puede cifrar los datos o eliminarlos. Por ello, el principal consejo es realizar copias de seguridad de forma periódica, con lo que la recuperación de RAID será más sencilla.

Recuperación de RAID ¿Cómo salvar datos?

Ante la potencial pérdida de datos, las empresas pueden paralizar sus operaciones al no tener información para trabajar. Si este es su caso, no dé todo por perdido y contacte un especialista como DATA RECOVERY LAB para recuperar su información.

La recuperación de RAID depende en gran medida del nivel o tipo de configuración del sistema; probablemente encuentre en internet guías para reparar el sistema y recuperar su información con la descarga de un software, pero le recomendamos que no lo haga y, en vez de intentar hacerlo usted mismo, nos contacte puesto que si más de la tercera parte de los discos duros se encuentran averiados, el sistema no podrá recomponerse.

Usualmente, RAID 4 y 5 se pueden recomponer si hay un solo disco defectuoso, basta con cambiarlo y el sistema reconstruye la información que falta; pero, si fallan dos o más discos, el sistema se irá dañando más, y puede llegar el momento en que realmente no sea posible rescatar la información que contienen.

Recuperar Raid

Diagnóstico de arreglo RAID de sistema dañado

En DATA RECOVERY LAB ponemos nuestra experiencia a su servicio para recuperar datos de RAID en el menor tiempo posible, con un 94% de efectividad. Para realizar el diagnóstico es necesario evaluar el tipo de sistema, el número de discos duros, la configuración y detectar el error que causó la falla.

Sabemos que la información es uno de los activos más importantes de su negocio, por ello le invitamos a contactarnos a los teléfonos (55) 52-81-87-02, (55) 52-82-38-53, al número LADA sin costo 800 280 8608, también puede escribirnos al correo direccion@prodedata.com o a través de nuestro formulario, con gusto le ayudaremos a recuperar sus datos exitosamente

Solicite hoy mismo una orden de servicio en www.datarecoverylab.com.mx, visítenos en nuestras sucursales en Ciudad de México, Querétaro, Puebla, Mérida, Guadalajara, Monterrey, o bien, envíenos su servidor por correo.

Last modified: abril 5, 2021

Author