3d Cloud Drive Icon
3d Cloud Drive Icon

Al momento de formatear un disco duro, unidad de almacenamiento SSD o un pendrive, te encontrarás con un parámetro llamado “tamaño de unidad de asignación”. Si bien las unidades de modelo más reciente no siempre lo incorporan, en esta nueva entrada del blog de DATA RECOVERY LAB te contaremos en qué consiste y cuál es su función.

¿Qué es?

El tamaño de la unidad de asignación, también conocida como tamaño de clúster, es un parámetro que se usa para designar la capacidad mínima en la que se puede guardar un archivo en la unidad de almacenamiento. Generalmente viene marcado de forma predeterminada, pero en algunos se puede escoger en diferentes tamaños.

Con frecuencia, este parámetro de configuración es ignorado porque Windows ofrece elegir valores predeterminados. Los sistemas de archivo del PC organizan la unidad de almacenamiento en función del tamaño de la unidad de almacenamiento, por lo que cuando un archivo no tiene el tamaño correspondiente se le debe asignar un espacio adicional para que se adapte.

De forma simplificada podemos decir que cada clúster cuenta con un tamaño determinado, y que los archivos guardados en el disco duro pueden tener un tamaño inferior, pero cuando es superior se debe usar un tamaño adicional, hasta el siguiente múltiplo de tamaño del clúster. En caso de no ajustar bien el tamaño, se puede perder espacio de almacenamiento.

Para poner un ejemplo gráfico, imaginemos una libreta con hojas cuadriculadas. Al guardar un archivo en el disco duro tenemos que rellenar las cuadrículas completas para evitar que queden a medias. La información que no quepa en las cuadrículas enteras hará que otras queden ocupadas, aunque no sean aprovechadas por completo. Es decir, si un archivo es mayor que un clúster se debe repartir en varios, y el espacio sobrante no podrá ser ocupado por otro archivo.

Para comprender mejor, vale la pena aclarar qué son los clúster. La información se almacena en sectores de los discos duros, y cada grupo de sectores contiguos en una unidad de almacenamiento o del disco duro forman un clúster. Entonces, siguiendo con el ejemplo de las cuadrículas, un clúster es la cantidad de sectores que componen al disco duro, es decir, sería una cuadrícula formada por pequeñas porciones.

El disco duro se compone por uno o varios volúmenes, que es la forma en que se conoce a las particiones. El tamaño de la unidad de asignación o del clúster puede variar dependiendo del volumen de la unidad, y sus tamaños mínimos pueden variar dependiendo del sistema de archivos que vayas a formatear.

¿Qué tamaño de clúster elegir?

En general, un tamaño de asignación pequeño permite aprovechar mejor el espacio del disco duro, pero los clúster de mayor tamaño le dan mayor velocidad y eficiencia al disco duro.

Los sistemas operativos modernos están configurados para sacar el mayor provecho posible del disco duro, por eso el tema del tamaño de asignación, o de los clúster no suele ser un tema que preocupe demasiado. Los usuarios con pocos conocimientos sobre tecnicismos informáticos pueden elegir valores predeterminados si van a intentar formatear una unidad.

Por su parte, los usuarios avanzados que quieren cambiar el tamaño del clúster y establecerlo manualmente, deben considerar el tamaño de los archivos que tengan en su disco duro. Si en general tienes archivos de tamaño pequeño, entonces puedes elegir tamaños de clúster pequeños y que te ayuden a no desperdiciar espacio. Asimismo, si tienes archivos muy grandes, lo ideal para optimizar el rendimiento es tener clúster más grandes.

Cabe destacar que las diferencias en los cambios van a ser mínimas, y que este tema no es muy relevante en los discos duros y unidades de almacenamiento modernas. En general, los usuarios utilizan archivos relativamente pequeños, por lo que los valores predeterminados son suficientes para el almacenamiento.

¿Qué pasa si el tamaño de asignación es demasiado pequeño?

Si sueles tener archivos pequeños y, por ende, al formatear tu disco eliges un tamaño de asignación muy pequeño, podrías tener como desventaja la fragmentación de los archivos. Es decir, un archivo puede diseminarse en unidades de asignación que no estén contiguas y se encuentren en diferentes zonas del disco duro.  Esto conlleva mayor tiempo de lectura de los archivos porque hay que ubicarlos de una a otra zona.

Esta situación con frecuencia provoca la necesidad de desfragmentar el disco duro, es decir, hacer que Windows mueva las unidades de asignación que pertenecen a un mismo fichero, de modo que queden cerca entre sí y puedan leerse más rápido. Sin embargo, las versiones más recientes de Windows ya no conllevan la necesidad de desfragmentar discos duros por el tamaño estándar de los clúster.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y te permita conocer mejor cómo funciona el sistema de almacenamiento. Si por alguna razón pierdes tu información del disco duro, en DATA RECOVERY LAB podemos ayudarte a recuperarla. Solicita tu orden de servicio a los teléfonos (55) 52-81-87-02, (55) 52-82-38-53, al número LADA sin costo 800 280 8608, o al correo direccion@prodedata.com , donde te atenderemos con gusto.

Last modified: julio 22, 2022

Author