Discos Duros Solidos Pros Y Contras
Discos Duros Solidos Pros Y Contras

Los discos duros de estado sólido han sido los más utilizados por muchos años gracias a su amplia capacidad, rendimiento y larga vida útil; además, en comparación con los discos HDD son más veloces y tienen menos problemas mecánicos y lógicos. Hoy, en esta nueva entrada de blog te contaremos sus ventajas e inconvenientes para ayudarte a decidir si un disco SSD es la mejor opción para tu ordenador.

Características del disco de estado sólido

Las unidades de estado de sólido, también conocidos como SSD por el acrónimo en inglés de Solid State Drive, no tienen un disco físico sino una memoria no volátil, que puede ser flash o RAM para almacenar datos, en lugar de los dispositivos con discos magnéticos convencionales.
Los avances tecnológicos han permitido crear unidades SSD de alto rendimiento para aplicaciones en las que se requieren operaciones por segundo, eficiencia energética y fiabilidad.

Ventajas

Resistencia

Las unidades de estado sólido no tienen partes móviles por lo que son menos sensibles ante posibles golpes, de modo que el riesgo de fallas mecánicos es menor. Además, al no tener un disco giratorio son unidades ligeras, que trabajan sin hacer ruido.

Menos tiempo de latencia

Las unidades SSD tienen menos tiempo de latencia y permiten un rápido acceso, lo que permite cargar rápidamente los sistemas operativos, programas informáticos y la transferencia de datos. Todo esto se traduce en un rendimiento superior al de los discos HDD.

Intercambiables

Las unidades SSD son aptas para usar la interfaz SATA que usan los discos duros HDD, por lo que pueden ser intercambiables sin la necesidad de usar adaptadores o tarjetas de extensión para hacer que sean compatibles con el equipo.
También pueden utilizarse con la interfaz PCI Express para alcanzar mayores velocidades en lectura y escritura, superando los 10 GB/s.

Independencia energética

Desde hace más de una década la mayoría de unidades SSD utilizan memorias flash basadas en puertos NAND que retienen los datos sin tener que usar alimentación eléctrica, pero también se pueden encontrar en memorias de acceso aleatorio o RAM, que utilizan fuentes de alimentación independientes como baterías, lo que les permite mantener los datos aunque no se encuentren conectados a la corriente eléctrica.

Discos híbridos

Las unidades SSD también han evolucionado para combinar la tecnología de disco duro con la de memoria flash en una sola unidad para dar lugar al Hybrid Hard Disk Drive o HHDD, los cuales se desarrollaron para incrementar la velocidad y la transferencia de información, pero conservando la capacidad del disco duro, a un precio más bajo que las unidades SSD.

Velocidad y rendimiento

Las unidades SSD tienen mayor velocidad de lectura y escritura, permiten un acceso más rápido a la información; en comparación con los discos duros HDD, las SSD son hasta 10 veces más rápidos y requieren un menor tiempo de resolución de fallos.

Desventajas

Vida útil y pérdida de información

Si bien las unidades de estado sólido tienen mayor resistencia ante los impactos y fallas mecánicas al no contar con un disco, su vida útil puede ser menor que la de los discos HDD ya que tienen un número limitado de ciclos de escritura, además el componente del transistor es más pequeño y propenso a fallar. Esto significa que se puede producir la pérdida total de la información almacenada en la unidad, y que sea muy difícil de recuperar.

Además, la pérdida se puede presentar de forma inesperada, sin un aviso o señal que indique que están próximos a fallar, como en el caso de los discos HDD que suelen emitir sonidos que alertan al usuario para que se prepare para un reemplazo de disco duro.

La recomendación para prevenir esto es tener algún recordatorio del tiempo aproximado de duración de la unidad SSD para reemplazarla y migrar toda la información antes de que se presente un problema. Además, las copias de seguridad siempre son aliadas para recuperar la información en caso de que falla.

Precio

En general, las unidades SSD tienen un costo más alto que los discos HDD, ya que podemos encontrar unidades hasta cuatro veces más costosas con la misma capacidad de almacenamiento. Si bien esto se compensa con su rendimiento y velocidad hasta 10 veces mayor, es importante elegir una con una vida útil larga para no tener que volver a invertir en una unidad de almacenamiento a corto plazo.

Conclusiones

Las unidades SSD son costosas, pero permiten ahorrar en tiempo, accesibilidad, rendimiento y facilidad de uso, por lo que siguen siendo una opción rentable para las empresas y personas que manejan un volumen muy alto de información.

Ahora bien, si la unidad falla y te es difícil la recuperación de datos, siempre podrás contar con los expertos de DATA RECOVERY LAB donde con gusto te ayudaremos a extraer la información, con la reparación de discos duros y a seguir trabajando como si nada hubiera ocurrido.

Solicita tu orden de servicio a los teléfonos (55) 52-81-87-02, (55) 52-82-38-53, al número LADA sin costo 800 280 8608 o al correo direccion@prodedata.com. Contamos con sucursales cerca de ti para que solicites el servicio.

Last modified: abril 21, 2022

Author