Como le hemos contado en entradas anteriores, existen muchos tipos de malware que pueden infectar a su ordenador, desde las estafas de un anuncio malicioso hasta los gusanos cibernéticos. Sin embargo, hay ataques masivos, que pueden afectar a cientos de usuarios y a grandes empresas digitales: Dos y Ddos, y a continuación le contaremos en qué consisten.

Ataques DDoS

DDoS o Distributed Denial of Service por sus siglas en inglés, significa ataque distribuido de negación de servicios, es decir, bloquear un sitio web para que deje de funcionar adecuadamente. En la actualidad, miles de millones de empresas tienen páginas web a través de las cuales ofrecen servicios o productos, por lo que un ataque DDoS les puede hacer perder horas y días de trabajo, ya que no podrán atender a sus clientes.

Los atacantes utilizan ordenadores “zombie”, que atacan de forma conjunta a la web para sobrecargarla y forzarla a cerrar, sin que los verdaderos usuarios puedan acceder. Dichos ordenadores suelen estar infectados con malware para controlar los recursos y hacer miles de solicitudes por minuto, lo que varía dependiendo de la escala del ataque y la capacidad del sitio web.

La dificultad para detener un ataque de este tipo radica en que se usan ordenadores de forma masiva, con direcciones IP diferentes ya que es una red organizada y que tiene una gran cantidad de equipos.

Ataques DoS

DoS o Denial of Service (negación de servicios) es un tipo de ataque similar al anterior, con la diferencia de que todos los dispositivos tienen la misma dirección IP ya que se encuentran en un solo lugar realizando las peticiones, lo que facilita detener a los atacantes pues basta con bloquear la IP.

¿Por qué son comunes estos ataques?

Existen muchos motivos por los que se realizan los ataques DDoS: protestas sociales a sitios web racistas, políticos o de alguna causa que no le guste a ciertos usuarios. Sin embargo, también son comunes las extorsiones a grandes tiendas en línea para que la empresa pague una cantidad a modo de rescate para que liberen la página de su secuestro.

La “buena” noticia es que estos ataques son costosos y requieren disponer de muchos recursos de hardware, por lo que no es nada fácil realizarlos. Además, si la página web está protegida, el costo incrementa y la dificultad para los atacantes es mayor. Sin embargo, es importante que no se confíe porque ha habido ataques masivos a redes sociales como Twitter, servicios de streaming como Spotify o Netflix, o incluso a sitios de noticias como CNN. Esperamos que esta información le sea de utilidad para prevenir ataques a sus sitios web y ordenadores. En DATA RECOVERY LAB estamos a sus órdenes para satisfacer sus necesidades en temas de recuperación de datos de discos dañados, somos expertos en la extracción y recuperación de información y con gusto le atenderemos.

Last modified: septiembre 6, 2021

Author